Mensaje de la Conferencia Episcopal Venezolana par el tiempo de vacaciones…

1. El tiempo de las vacaciones escolares y de buena parte de la fuerza
laboral del país debería ser un espacio para el descanso, la
distensión, el reencuentro con los seres queridos y la naturaleza;
ocasión para renovar la esperanza y las ganas de vivir y trabajar para
el bien personal y colectivo.

2. Sin embargo, los Obispos que conformamos la Presidencia de la
Conferencia Episcopal Venezolana, constatamos con preocupación, que las
vacaciones de este año han estado caracterizadas por la aprobación
apresurada y sin suficiente consulta de leyes y reglamentaciones, el
cierre compulsivo de numerosas emisoras de radio, el uso de la
violencia por parte de grupos que actúan a su antojo, la realización de
allanamientos y la aplicación de multas en los que sobresale el recurso
a la fuerza, así como tensiones generadas por los conflictos
internacionales con Honduras y Colombia. Estas situaciones generan
inquietud y zozobra en la población.

3. El cierre de emisoras pone en tela de juicio el pluralismo y la
libertad de expresión que consagran nuestras leyes. A su vez, afecta a
centenares de venezolanos y venezolanas que pueden quedar sin empleo y
sin un futuro cierto para sus familias.

4. El conflicto con Colombia atenta contra la convivencia pacífica,
propia de nuestros países, y la tranquilidad de los millones de
colombianos que viven y trabajan en Venezuela. Además, pone en peligro
la subsistencia de miles de personas y familias, que viven del
intercambio comercial entre ambos países.

5. La aprobación en primera discusión, de un día para otro, de un
proyecto de Ley Orgánica de Educación, sin la necesaria consulta y sin
tomar en cuenta el aporte realizado con anterioridad por diversas
organizaciones de la sociedad civil, atenta contra la participación
ciudadana serena y dialogante, y obstaculiza la búsqueda del bien común
de la sociedad.

6. Ante estos hechos, responsablemente solicitamos a todos, gobierno y
ciudadanos, a abrir espacios de diálogo y entendimiento; a centrar la
atención en la solución de los problemas más acuciantes de la población
como son la inseguridad y la inestabilidad en el campo laboral; a
respetar el tiempo vacacional como un tiempo para alimentar el espíritu
con los valores superiores de la caridad y la amistad.

Con nuestra bendición,

Maracaibo, 6 de Agosto de 2009

Ubaldo R. Santana Sequera
Arzobispo de Maracaibo
Presidente

Baltazar E. Porras Cardozo
Arzobispo de Mérida
1er. Vicepresidente

Roberto Lückert León
Arzobispo de Coro
2do. Vicepresidente

Jesús González de Zárate
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General

Acerca de secatmaracaibo

Arquidiócesis de Maracaibo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s