Vsita Ad Limina de los Obispos venezolanos

Los obispos venezolanos iniciaron su visita “ad limina” en el Vaticano

Celebraron una eucaristía en la Cátedra de San Pedro

ROMA, jueves, 4 junio 2009 (ZENIT.-org).- Este miércoles, a primeras horas de la mañana, se celebró en el Altar de la Cátedra de la Basílica Vaticana la misa en honor del Apóstol San Pedro, solemne Eucaristía que fue presidida por monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), al que acompañaron arzobispos y obispos venezolanos presentes en Roma por la Visita Ad Limina. Además participaron unos treinta sacerdotes venezolanos que estudian o trabajan en Roma.
 
Esta misa tiene gran significado –informa a ZENIT el departamento de Comunicación Social de la CEV–, pues en la tumba del apóstol Pedro aun reposan sus restos, lugar de donde viene el nombre de "Ad Limina", es decir, estar en el lugar de los umbrales o nacimiento de nuestra fe.
 
También participó en la celebración el embajador de Venezuela ante la Santa Sede,  Iván Rincón.
           
Cabe destacar, que la homilía se centró en la reflexión del Evangelio que versó sobre la experiencia del apóstol Pedro cocnocida como la pesca milagrosa, en donde se manifiesta la grandeza del Señor por el milagro y donde Pedro reconoce que Jesús es el enviado de Dios. Jesús hace el llamado a Pedro de ser pescadores de hombres.

Monseñor Santana resaltó en la homilía, el hecho que como obispos y pastores están llamados a avivar la conciencia de todos los fieles católicos de Venezuela, para que en virtud de su bautismo se conviertan en discípulos y misioneros de Jesucristo, en sintonía con la Misión Continental que se desarrolla en toda América Latina.
 
Finalizada la misa, invitó a rezar juntos una oración por el fortalecimiento de la Colegialidad Episcopal Venezolana, y se prosiguió con el programa de visitas previstas, mientras que hoy jueves se iniciaron las audiencias privadas de los obispos venezolanos con el Papa Benedicto XVI, siendo monseñor Roberto Lückert León, arzobispo de Coro, el primero a tener el encuentro con el Santo Padre.
 
La visita "ad limina apostolorum" consiste en un viaje a Roma que los obispos de cada país realizan cada cinco años. Con este motivo, se reúnen con el Santo Padre, visitan todos los dicasterios de la Santa Sede y presentan las iniciativas pastorales de cada diócesis para enmarcarlas en el contexto de la Iglesia universal.
 

Acerca de secatmaracaibo

Arquidiócesis de Maracaibo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s